Se acrecienta el número de personas recluidas en sus hogares y tras la cancelación de muchas actividades culturales en todo el mundo, el interés por el arte no pierde su fuerza. El público está recurriendo a las visitas virtuales y varios museos internacionales y locales como el Museo de Bellas Artes, promocionan esta posibilidad de recorrer las colecciones de manera remota.